Yoga en casa | Iniciación a la práctica de yoga con TEMPO
246
post-template-default,single,single-post,postid-246,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.0.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
yoga en casa

INICIACIÓN DE YOGA EN CASA

El Yoga es una de las prácticas físicas mas recomendadas por los expertos para personas de todas las edades, ya que ayuda a los que lo practican a fortalecer músculos y huesos, a aumentar el dolor, a mejorar la respiración, y, además, promueve la salud cardiovascular y ayuda en la quema de calorías. Vamos a comenzar esta disciplina practicando yoga en casa

También es necesario recordar que existen varios tipos de Yoga, como el “Yama”, el “Niyama”, el “Asana”, el “Vinyasa” o el “Panayama”, entre otros. El recomendado para los principiantes es el “Vinyasa”, también conocido como flujo.

 

  1. Cómo iniciarse al yoga en casa

Si no queremos acudir a una clase para comenzar con nuestra practica de Yoga, siempre podemos empezar a realizarlo en nuestra casa de forma sencilla. Es recomendable el uso de ropa cómoda, para facilitar los movimientos y las transiciones de una postura a otra.

También es recomendable planificar desde el principio nuestra práctica. Intenta escoger un horario concreto en un lugar específico, ya que, cuanto más te acostumbres a ello, más fácil te resultará realizarlo. Además, también te recomendamos que planifiques tu sesión, que sepas de antemano que posturas vas a intentar, ya que imaginarnos dichas posiciones nos ayudará a la hora de realizarlas, además de darnos un plus de motivación y de concentración.

 

  1. Iniciación al yoga

Para iniciarte en el yoga, puedes necesitar algunas cosas que te ayudarán a la hora de practicarlo, ya sea en solitario en tu casa, o en una clase con más personas. Comenzaremos con el yoga en casa.

Lo fundamental es intentar hacerte con una esterilla de yoga. Hay miles de opciones en el mercado, para todos los bolsillos, pero es fundamental usar una de manera que tengas cierta amortiguación a la hora de realizar las posiciones, y no dañes ninguna de tus articulaciones. Intenta también que sea antideslizante, de manera que no se escurra durante la práctica y te juegue una mala pasada.

También puedes conseguir un cojín de meditación, que permiten mantener la espalda recta y erguida, a la vez que relaja las caderas sin cansarse demasiado. No es fundamental, pero sí recomendable.

Por último, antes de empezar con la práctica, recomendamos informarte lo máximo que puedas. En YouTube hay miles de clases de diferentes tipos que enseñan como realizar las posiciones con más claridad. También puedes encontrar mucha información tanto en libros como en diferentes blogs de internet.

 

  1. Yoga para principiantes

En este apartado os dejaremos algunas posturas fáciles recomendadas para los que se inician en el Yoga. El objetivo es hacerlas lo mejor posible. Es normal que algunas no salgan a la primera, pero no pierdas la motivación y sigue intentándolo. La práctica repetida es fundamental a la hora de alcanzar el objetivo.

  1. La Montaña: Se trata de una postura sencilla para los principiantes, que nos ayudará a tonificar poco a poco las piernas. Empieza de pie, con la espalda recta y estirada, y abre las piernas de manera que tus pies queden a la altura de tus caderas. Con las manos y los brazos relajados, inclínate hacia un lado, y después hacia el otro, de manera que el peso se vaya alternando entre un pie y otro. Aguanta así durante 1 minuto. Para descansar, apoya tu peso sobre ambos pies y vuelve a comenzar. Un mínimo de 3 repeticiones de este ejercicio está bien para comenzar.

 

  1. El Árbol: Se empieza de igual manera que La Montaña, de pie, con piernas y pies juntos. Lleva todo tu peso hacia uno de tus pies, mientras levantas el otro y doblas la rodilla, de manera que la planta del pie que no tiene peso se apoye sobre tu otro muslo. A la vez, trata de estirar espalda y brazos, e intenta mantener el equilibrio durante unos 30 segundos en cada pierna.

 

  1. El Perro: Con esta postura empezamos a aumentar un poco la dificultad. Se empieza en posición cuadrúpeda. Levanta poco a poco las rodillas del suelo, manteniendo las palmas de las manos apoyadas. Trata de dejar tus piernas lo más rectas posibles, e intenta aguantar 10 segundos. Una vez terminado, baja la cadera y vuelve a la posición cuadrúpeda mientras exhalas el aire. Intenta hacer entre 3 y 6 repeticiones.

 

  1. La Cobra: Esta será la última posición que os enseñemos, aunque hay miles de posiciones más con las que probar y experimentar. La Cobra es muy beneficiosa para los brazos, así como para la pérdida de peso. Se empieza en posición tumbada, boca abajo. Coloca las palmas de las manos bajo tus hombros a la vez que estiras las piernas. Una vez así, levanta la parte superior del cuerpo empujando con tus brazos, estirando la espalda y la cabeza hacia atrás. Trata de aguantar 10 segundos, y repite entre 2 y 4 veces. Es una postura exigente, pero ideal para los principiantes.

Esto es solo un pequeño adelanto de todo lo que practicaremos en nuestra boutique acondicionada especialmente para estas actividades. Cuenta con material para la práctica de yoga aéreo, unas vistas perfectas para relajarnos y un entorno en el que te sumergirás en la práctica deportiva completamente.

Aún no hay comentarios

Escribe un comentario